Saltar al contenido

Arian Ferrer, entrega y amor por el polo acuático

Competitividad y entrega son las cualidades que mejor definen al cienfueguero Arian Ferrer, uno de los tres talentosos porteros que actualmente se disputan la titularidad en la selección nacional cubana.

Miembro del equipo antillano desde el año 2017, a sus 23 años de edad destaca por sus buenos reflejos, rapidez y explosividad, habilidades que lo convierten en un especialista robando balones a delanteros y boyas rivales.

Una de sus mayores virtudes es el amor a los colores del equipo, por el que está siempre dispuesto a sacrificarse. Por tal motivo es considerado una pieza valiosa para cualquier escuadra.

En la última edición de la Liga Nacional de Cuba, el cienfueguero resaltó bajo los tres palos con una efectividad del 59.5% (25 atajadas en 42 disparos), la mejor de torneo. Además, fue el guardameta más difícil de superar en disparos en acción, permitiendo solo cuatro goles en 18 intentos (77.8%).

Para conocer un poco más sobre este joven arquero criollo, Carales WP se entrevistó con él, vía Whatsapp, y hoy les compartimos el resultado de esa entrevista.

Diseño con los datos técnicos de Arian Alberto Ferrer de Toro (fecha de nacimiento, talla, peso, posición, equipo, mano y provincia), una foto de Arián Alberto Ferrer del Toro y el texto Arian Ferrer 1.
Diseño: Raydel Carales

-¿De dónde vino ese amor por el polo acuático?

El amor por el polo acuático vino desde muy pequeño, pues mis padres fueron polistas. Me gustaba mucho todo lo que decían del waterpolo y así me motivé a empezar en este deporte.

-¿Qué entrenadores aportaron más a tu desarrollo como jugador?

He trabajado con varios entrenadores, los cuales aportaron mucho en mi preparación, pero quien más me ayudó fue Víctor Gómez (Vitico), quizás por la etapa en la que trabajó conmigo, durante Juegos Escolares, la más importante para mí, porque empecé a desarrollarme en la posición de portero.

-Coméntanos sobre tu paso por la categoría Escolar.

Fue muy bueno. Terminé mi paso por esa categoría siendo campeón y elegido como mejor jugador de la competición. Nuestro equipo (Cienfuegos) era una familia, tanto dentro como fuera de la piscina existía mucha unidad. De ahí los resultados.

En lo individual, siempre fui una persona muy exigente conmigo mismo, con muchos deseos de ganar, de darlo todo por el equipo y eso me convirtió en un polista valioso para la escuadra.

Fotografía de Arian Alberto Ferrer del Toro levantando los brazos para tapar el espacio que tiene el rival para disparar a puerta.
Arian Ferrer destaca por sus buenos reflejos, rapidez y explosividad. Foto: Archivo

-Eres de una generación de polistas cienfuegueros que arrasó en los Juegos Juveniles. ¿Cuál fue el secreto?

Veníamos de una gran preparación en los Escolares; además, con la constancia del día a día en el entrenamiento. No obstante, creo que el momento más importante fue cuando obtuvimos la primera medalla juvenil siendo todos de primer o segundo año; o sea, aún nos quedaba mucho camino por recorrer.

Por otro lado, estábamos cada vez más unidos y compenetrados; y contábamos con gran colectivo de entrenadores. Eso nos inspiraba mucha confianza.

-Eres llamado a la preselección nacional cubana, un sueño cumplido, pero llegas a competir con varios porteros de mucho nivel. Háblame sobre ese momento.

Llegar al equipo nacional era una de mis metas, desde que di mis primeros pasos en el polo acuático, y algo por lo cual trabajé durante mucho tiempo. Cuando llegué a la preselección existía mucha competitividad, lo cual me encantaba, porque me hacía exigirme más y demostrar mi valía y entrega en la piscina.

-La rivalidad portero-tirador es muy fuerte en la escuadra cubana. ¿Con quiénes tienes que exigirte más y con cuáles te desquitabas?

Los que más me han exigido son Girado Carales, Alberto Peralta y Pedro Ponsa, pero eran mi motivación diaria, porque quería ganarles. Por eso dediqué horas extras a entrenar con esos tres jugadores, para aumentar mi rendimiento y tratar de desquitármela con ellos mismos.

El portero Arian Ferrer abre los brazos para impedir un "coge y tira" del boya rival que está sumergido frente a la puerta pero con dominio del balón, mientras Juan Antonio García Armas hunde al poste rival para impedir el disparo.
Robarle balones a los boyas es una especialidad para Arian Ferrer. Foto: Archivo

-Cienfuegos es una tierra de grandes porteros y eres hijo de Juan Alberto Ferrer, uno de los más reconocidos a nivel nacional. ¿Te sientes preparado para continuar ese tremendo legado?

Me siento preparado y estoy orgulloso de haber sido el arquero titular de Cienfuegos en las dos últimas Ligas Nacionales. Además, me siento listo para que el primer portero de la selección cubana siga siendo de la Perla del Sur.

Mi papá llegó a ser un gran portero de polo acuático, lo tengo presente cada día, en cada partido. Todos mis triunfos se lo dedico a él, pues es motivo de inspiración para mí. Muchos dicen que me le parezco en varias cosas, pero, principalmente, en los deseos de jugar y la entrega al deporte.

-Son varios los polistas cubanos contratados en distintas Ligas extranjeras. ¿Estás preparado para asumir una oportunidad así?

Las contrataciones de mis compañeros me han motivado mucho más y, a pesar de la cuarentena, he hecho todo lo posible no por no bajar el rendimiento. Sigo dispuesto a darlo todo por la selección y con deseos de que me llegue esa oportunidad para elevar el nivel del equipo nacional y alcanzar mejores resultados a nivel internacional.

Raydel Carales Manzano Ver todo

Entrenador de la Selección Nacional de Polo Acuático de Cuba y Fundador de Carales WP.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: